El trabajador del zoológico metió su brazo izquierdo por entre las barras de la jaula para darle de comer al león y cuando este lo atacó, no pudo reaccionar y luchó durante varios segundos para zafarse de los dientes del animal, publica el portal Lad Bible.

Mientras tanto, los visitantes aplaudían, gritaban y silbaban en un intento de asustar al felino, para que soltara al hombre.

Finalmente, luego de unos momentos de pánico, el cuidador de animales logró sacar el brazo de la jaula.

Aunque no sufrió mayores lesiones, el empleado fue trasladado rápidamente  al hospital civil de Karachi, donde le curaron las heridas.

“Nuestro empleado recibió tratamiento inmediato y ahora está estable,” señaló el director de los Jardines Zoológicos de Karachi, Qamar Ayub, citado por Lad Bible.