La iracunda mujer, identificada como J.M., utilizó una pala de asador para destruir el Hyundai Genesis Coupe color rojo, de 2 millones de pesos argentinos (unos 107 millones de pesos colombianos), publica el diario local La Opinión Austral.

J.M., de 29 años de edad, llegó hasta la puerta del Hotel Patagonia, donde está parqueado el auto deportivo, y con esa herramienta lo cogió a golpes, rompiendo los vidrios y los espejos retrovisores por completo, como se puede ver en un video viral que fue grabado por uno de los empleados del hotel.

Después de que vio que había dejado el carro destrozado, la mujer huyó, antes de que la policía llegara al lugar de los hechos. Los oficiales fueron hasta la habitación donde estaba hospedado el ex de la argentina, identificado como Daniel Conte y quien estaba acompañado de una mujer, para avisarle lo que había sucedido. Hasta ese momento no sabía nada, señala el rotativo local.

Conte salió rápidamente para ver cómo había quedado su carro. Sin embargo, lo que llamó la atención de los policías, empleados y otros huéspedes del hotel es que salió a la calla con el torso desnudo, con un jean y con una botella de champaña en su mano derecha, detalla La Opinión Austral.

Cuando le mostraron el video que tomó el empleado del hotel y otros capturados por las cámaras de seguridad, Daniel Conte reconoció que fue su ex la que destrozó su carro: “La reconozco, es mi ex”.

Instantes después, la mujer, todavía rabiosa, regresó al lugar para increpar a su ex.

“Te cag… en tus hijos y en tu mujer, hijo de mil… ¡Destruiste una familia!… Te voy a hacer una denuncia penal. No vuelvas a la casa porque te voy a matar”, gritó J.M. amenazando a Conte, antes de irse detenida por la policía, agrega el mismo diario.

Según La Opinión Austral, el hombre también le respondió con palabras fuertes, sin soltar la botella de champaña, hasta que la argentina fue llevada a la estación de policía, donde pasó la noche.

Daniel Conte no hizo ninguna denuncia y regresó al cuarto del Hotel Patagonia, donde lo esperaba la otra mujer.

Un empleado del taller al que llevaron el Hyundai Genesis destrozado le dijo al rotativo argentino que el costo de la reparación saldrá por unos 300.000 pesos argentinos, es decir más de 16 millones de pesos colombianos.

Sin embargo, Conte cuenta con un seguro todo riesgo que le cubrirá el 100 % de los gastos, finaliza La Opinión Austral.