Los extranjeros solo se alarmaron cuando vieron a un vecino que sacó su celular para registrar la escena. “Hola, ¡no puedes tomar fotos!”, le dijo una de las turistas al hombre, según se escucha en un video que circula en Facebook.

Las imágenes también muestran que el vecino no paró de grabar, así que uno de los turistas caminó hacia él y le tapó el lente de la cámara. “Ninguno de nosotros está enfermo, todo está bien”, manifestó él en su recorrido.

La policía llegó al lugar luego de que varios residentes se quejaran de esa reunión; sin embargo, para ese momento los extranjeros ya se habían dispersado, informó Daily Mail.

El diario británico agregó que solo quedó una persona en la casa, así que las autoridades le dieron una advertencia “para cumplir con los recomendaciones actuales del gobierno con respecto a las reuniones”.

En diálogo con el rotativo, el vecino que grabó el video —que pidió no ser identificado— aseguró que si bien no era la primera vez que varios jóvenes se reunían en esa casa, en aquella ocasión sí hubo bastante ruido y varias personas “entrando y saliendo del bloque de apartamentos”.

A continuación puede ver el video de la rumba que los turista armaron: