Un video que cirula en redes muestra que Gurumendi, que lleva 26 años ejerciendo el periodismo, comenzó su informe diciendo que a las 2 de la tarde las iglesias católicas estaban haciendo sonar sus campanas para pedirle a Dios que ayude a la población a sobrellevar la crisis por el coronavirus.

El comunicador se detuvo de repente y con su mano derecha hizo señales para que le dieran un momento para recuperarse. En seguida se disculpó y, con la voz entrecortada, dijo lo siguiente:

“Con el replique de las campanas de la Iglesia católica, se pide quedarse en casa, velar por los suyos, por sus familiares…”.

En ese momento, el periodista se volvió a excusar y se alejó de la cámara para llorar.

Y es que actualmente Ecuador es el país más golpeado por el coronavirus en América Latina: esta nación apenas supera los 17 millones de habitantes y ya tiene 57 muertos, así como 1.890 contagiados.

En una entrevista con El Tiempo, el especialista en salud pública Esteban Ortiz indicó que el alto número de contagios en ese país se debe a la “pobre” vigilancia epidemiológica por parte de las autoridades.

A continuación puede ver el video del periodista que lloró en vivo: