De acuerdo con el diario español El País, ese artículo “contempla multas que van desde los 601 a los 30.000 euros por “la desobediencia o la resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito”.

En Twitter, la policía publicó una foto de la sanción que le pusieron: el oficial escribió en la anotación que el anciano manifestó estar “cazando pokemones”.

En ese tuit, las autoridades recordaron que no había ninguna excusa para salir de casa en esta época de crisis:

“Cazar #Pokemon, dinosaurios o cualquier otra criatura mágica está ⛔️ PROHIBIDO ⛔️ durante el Estado de Alarma”.

A continuación puede ver la publicación de la policía, en la que no se detalla de cuánto fue la multa impuesta al anciano: