El video del triste momento conmovió a millones de personas y le está dando la vuelta al mundo.

El protagonista es un enfermero saudí que, al terminar su turno, vio que su pequeño hijo corrió feliz con los brazos abiertos hacia él para abrazarlo en su reencuentro. Sin embargo, el hombre no quiso arriesgar la salud del niño y rechazó el cariñoso abrazo que le quería dar este.

De inmediato, el enfermero se quebró emocionalmente y se puso a llorar. Al sujeto le dolió bastante el hecho de no poder abrazar a su hijo, como recomiendan las autoridades sanitarias mundiales para que así se evite la propagación del coronavirus.

Solo en Twitter, las imágenes de esa triste situación ya tiene varios millones de reproducciones. A continuación, el video: