Tomás Blanch, chileno de 11 años, ha sido tendencia en redes sociales por conmover a más de uno con su historia de vida, pues tiene una enfermedad degenerativa que en la actualidad produce que no pueda mover una mano y que tenga problemas de visión en su ojo derecho.

Sin embargo, su situación no ha sido un obstáculo sino un impulso para luchar cada día por sus sueños. A su corta edad, Tomás tiene la meta de ser uno de los ‘youtubers’ más reconocidos del mundo, y poco a poco lo ha ido consiguiendo.

El pasado 19 de marzo, el niño tomó la decisión de abrir su canal en la plataforma de YouTube y en menos de un mes ha conseguido cientos de miles de suscriptores que, además de demostrarle un apoyo a su contenido, le han escrito mensajes de admiración.

Los videos que comparte son sobre su día a día. En ellos habla de lo que le gusta hacer, como jugar videojuegos, y cuenta cosas de su vida, pero su valor agregado es que son cortos, concisos y con un peculiar humor.

Según algunos medios de comunicación chilenos, la causa de su enfermedad es un tumor cerebral, aunque hasta el momento el niño no ha mencionado nada al respecto en sus videos, solamente lo de su mano y su ojo.

Tomás es un ejemplo de que todo es posible, pues hoy cuenta con más de un millón de suscriptores, gracias a su carisma, humildad y por una campaña liderada por ‘influencers’ y ‘gamers’ que se han propuesto apoyarlo.

Se espera que en muy poco tiempo logre obtener las placas de plata y oro que YouTube otorga a los canales que llegan a los 100.00 y el 1.000.000 de suscriptores.

Aquí, algunos de sus videos.