Además del valor (que equivale a más de 119 millones de pesos colombianos), el hombre se percató de que todos los cheques estaban endosados por la misma empresa, así que se dirigió a sus instalaciones para devolverlos, indicó Infobae.

La compañía le confirmó a Luis que los cheques le pertenecían a un comisionista que los perdió justo cuando salió de la empresa, que se dedica a la fabricación de herramientas, señaló el portal argentino.

En una entrevista citada por el mismo medio, el hombre contó que la empresa le dio una pala como recompensa a su honestidad, aunque en realidad él no esperaba nada:

“Ellos (los de la fábrica) estaban sorprendidos de que se los haya llevado, entonces me preguntaron si quería llevarme alguna herramienta. Les dije que no, pero un muchacho apareció con una pala”.

Ahora, según Infobae, Luis está encartado con la pala porque no tiene dónde ni en qué usarla.

A continuación puede ver una foto del argentino con la herramienta: