De acuerdo con el diario Extra, el hecho aconteció el pasado domingo sobre el puente Costa Cavalcanti, que une Ciudad del Este con la localidad de Hernandarias.

Una mujer, según el relato del medio paraguayo, estaba decidida a lanzarse del puente y quitarse la vida porque no ha superado la muerte de su pequeña hija, ocurrida hace 6 meses.

Cuando apareció el suboficial Osorio, la joven ya había pasado cruzado la valla de seguridad. Sin embargo, aceptó el diálogo con el policía.

Tras media hora de una cuidadosa conversación, Osorio no había logrado convencer a la mujer de que no se lanzara, por lo que su último recurso fue sacar su Biblia del bolsillo, a la cual lleva a todos lados desde que fue baleado hace unos años en un allanamiento, según explicó al mismo rotativo.

Para ese momento, otra mujer se había acercado para ayudar y persuadir a la joven que se quería lanzar del puente. “Les digo la verdad, todos ustedes verán el cielo abierto y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre, quien es la escalera entre el cielo y la tierra’”, leyó Osorio, de 33 años.

Con esas palabras, la joven rompió en llanto y al suboficial, muy conmovido por la situación, también se le salieron algunas lágrimas.

“Siempre llevo mi Biblia desde que me balearon en un allanamiento. Elegí el capítulo 1 versículo 51 del libro de Juan, porque lo leí ya antes. Y en ese momento parecía tener explicación de que Dios estaría con ella, eso le dije”, dijo Osorio a Extra.

Luego de esos largos 30 minutos, el uniformado se tuvo confianza y en un segundo en que la joven se distrajo por unas palabras de la voluntaria, se lanzó, la abrazó y pudo salvarla del peligro, detalla ese diario.

Osorio agregó que nunca había vivido una situación así en sus 13 años de carrera: Yo le hablaba y mi cerebro mientras calculaba lo que podía suceder. Temblaba y mis manos sudaban, si le agarraba y se soltaba, iba a ser mi culpa. Me cuestioné el porqué estaba yo ahí”, narró.

Extra, en otra nota, publica que ese puente es un lugar que escogen los suicidas para quitarse la vida. Incluso, el día anterior (sábado) habían salvado a un joven.

“Un muchacho estaba estaba ahí pensando en tirarse, hasta que intervinieron policías de la Comisaría 4ta de Alto Paraná”, indica el mismo rotativo.