En medio del forcejeo, los dos animales caen al suelo y siguen peleando hasta que el perro se libera y huye del lugar.

Ante la inesperada resistencia, la leona queda desconcertada y no tiene más opción que abandonar el lugar.

Luego, la cámara enfoca al felino y su cría caminando por un camino del parque natural.  

Esta reserva es una de las más protegidas de Asia porque es el único lugar del mundo en el que sobreviven ejemplares del león asiático, informó RT en Español.

Sin embargo, un tercio de esos animales ahora residen fuera del área protegida del parque, lo que significa un aumento de los conflictos con los humanos.