De acuerdo con testimonios rescatados por el medio chino Pueblo en Línea, la joven lloró durante toda la función y cuando salió empezó a sentir problemas respiratorios, dolor en el pecho y un entumecimiento en pies y manos.

Los amigos de Xiao no tuvieron otra opción que trasladarla inmediatamente al Hospital Mingzhou de la Universidad de Zhejiang.

Allí, los médicos le pusieron una máscara de oxígeno para rebajar su ataque de ansiedad, indicó el mismo medio.

“Estuvo llorando demasiado y eso le causó hiperventilación”, comentó Yuan Liyan, especialista que atendió a Xiao, al portal chino.

Después del tratamiento, la situación de Xiaoli finalmente mejoró y fue dada de alta el mismo día.