“Mi (ex) esposo me dijo: ‘Estuvo bien con todo lo que hiciste cuando eras flaca. Pero no soporto que estés así’”, afirmó al canal Shangai Dragon Television, declaración que rescata el Daily Mail.

La mujer agregó que al escuchar eso quedó devastada porque le costó comprender que su esposo la haya dejado por esta razón.

“Cuando escuché eso, estaba realmente herida. Lo dejó muy claro: me dejó porque estaba gorda”, comentó al informativo.

La separación no fue el único problema que vivió Liu porque a los pocos meses de haberse divorciado empezó a sufrir una grave enfermedad de hígado graso.

Solía ​​disfrutar siendo el centro de atención, pero después de esto solo quería esconderme”, agregó al mismo medio.

Al sentirse abrumada, Lui decidió tomar cartas en el asunto y se inscribió en el programa ‘Living it up’, una competencia para perder peso organizada por el mismo canal.

A Lui le fue bien en la primera etapa de la competencia, al bajar en una semana 7,2 libras y vencer a 13 participantes.

“Haría cualquier cosa para lograr mi objetivo”, puntualizó la mujer al programa.