En las imágenes se observa cómo Hite está abriendo las cortinas de su ventana y de repente cae una descarga eléctrica en el asfalto de un parqueadero, al lado de un vehículo.

Se alcanzan a escuchar alrededor de 6 estruendos y varias lineas de fuego que se desvanecen rápidamente.

“Fue aterrador, simplemente salté hacia atrás y me dije: ‘oh, Dios mío’. Estaba en el lugar correcto en el momento adecuado. Probablemente, nunca en mi vida pasará algo así”, comentó Hite al medio The Palm Beach Post.

De acuerdo con el medio estadounidense, en el incidente nadie resultó herido, pero el rayo sí alcanzó a afectar el pavimento.

Florida es el estado que tiene el mayor número de muertes por este fenómeno, y se reportan alrededor de 1,2 millones de rayos por año, informó el mismo medio.