Mansika contó al medio local The Dodo que al acercarse a la orilla del muelle se le olvidó cerrar el bolsillo de la chaqueta y fue en ese momento cuando se le cayó el teléfono al mar.

“Creímos que se había ido para siempre hasta que la ballena se zambulló y volvió con mi teléfono en la boca”, comentó Mansika al mismo medio.

En el video se ve claramente cómo el animal (una ballena beluga blanca) sube a la superficie y sostiene el aparato en su boca. Una persona toma el dispositivo y luego acaricia al animal por unos segundos.

“Todos estaban tan sorprendidos, casi no podemos creemos lo que vimos. Estaba muy feliz y agradecida de haber recuperado mi teléfono”, afirmó Mansika al mismo medio.

El video fue compartido en Instagram y ya tiene más de 120.000 reproducciones:

Cabe mencionar que hace 2 semanas unos pescadores encontraron una ballena blanca en el mismo puerto con unas cuerdas alrededor del cuello que decían:“Equipo San Petersburgo”, informó el portal noruego.

Esto generó que muchos especularan que el animal fue entrenado por la marina rusa, pero aún no hay una versión oficial del hecho.