El niño aprovechó que en uno de los mostradores del aeropuerto no había personal, y se subió a la cinta transportadora. “Cinco minutos después”, terminó en un punto de control de equipaje, informó WSB-TV, afiliado a ABC.

Al percatarse de la presencia del menor, trabajadores del aeropuerto lo sacaron y se dieron cuenta de que su mano derecha estaba fracturada. De acuerdo con el medio, se desconoce cómo sucedió esto.

El menor fue trasladado a un hospital, y las autoridades iniciaron una investigación del hecho, registrado en la tarde de este lunes, en el mostrador de Spirit Airlines, señaló el portal.

“Estoy agradecida de que esté vivo; eso es todo lo que pasa por mi mente. Estoy agradecida de que esté aquí y solo espero que se mejore“, manifestó al medio la mamá de Lorenzo.

Estas son las imágenes del inquieto menor: