De acuerdo con el portal Merdeka, el suceso aconteció en la noche del pasado sábado 13 de junio en la localidad de Tarakan, Kalimantan del Norte.

Las autoridades fueron alertadas hasta en la mañana del domingo y sobre la una de la tarde, después de un par de horas de búsqueda, encontraron parte del cuerpo de Fatimah: su cabeza y parte del torso, señala el mismo medio.

Minutos más tarde, oficiales de policía y vecinos de la zona hallaron al cocodrilo de 6 metros merodeando en las cercanías de la comunidad, por lo cual decidieron matarlo a tiros, detalla el portal indonesio.

Los lugareños destriparon al animal, como evidencia Merdeka con algunas fotos, y sacaron de su estómago partes del cuerpo de la víctima, que posteriormente fueron entregados a la familia para hacer el ritual de despedida.

“Llegamos al puerto pesquero de Tarakan y alrededor de las 3:00 de la tarde, el cuerpo de la víctima fue llevado a una funeraria (en Karang Anyar Pantai)”, dijo a ese medio Tarakan Amiruddin, jefe de la policía regional.

Por último, las autoridades advirtieron a los vecinos de Fatimah, quienes en su mayoría dependen de la pesca para sobrevivir, y les pidieron tener extremo cuidado cuando entren al río porque seguramente hay más cocodrilos