El niño africano, en ese entonces de 2 años, fue encontrado por Anja Ringgren Lovén deambulando en una aldea de Nigeria, luego de que sus padres lo abandonaran por pensar que era brujo, algo común en algunas zonas de África.

De acuerdo con la misma Anja, en diálogo con el portal nigeriano Vanguard, quien tiene una fundación para rescatar bebés abandonados en ese continente, todo comenzó en el año 2008 cuando se encontró con un documental llamado ‘Los niños brujos de África’, el cual le mostró la cruda realidad sobre niños abandonados, torturados y asesinados por pura superstición.

En el 2012 inició con la fundación ‘Land of Hope’ (tierra de esperanza) y después de 8 años ha ayudado a más de 100 menores que están en condiciones deplorables. Incluso, a muchos de ellos los adopta ella misma.

“Antes del rescate de Hope, ya habíamos rescatado a más de 50 niños, que también estaban en condiciones terribles, por lo que estábamos bien preparados. Los padres de Hope no estaban en la aldea y lo habían dejado solo en la calle, y los aldeanos afirmaron que era un brujo. Llevamos a Hope al hospital para recibir tratamiento y el resto es historia. Hoy, es un niño muy sano y fuerte al que le encanta ir a la escuela y jugar con sus amigos en Land of Hope”, dijo Anja Ringgren Lovén al Vanguard.

En las últimas horas se volvió a viralizar esta historia por cuenta del Instagram de Wild Life Planet, quien quiso mostrar el cambio de Hope en 4 años.

Pero la foto, que está siendo compartida profusamente en redes, no es correcta porque el menor que sale junto a Anja no es Hope sino otro niño africano rescatado. Incluso, la cuenta de Wild Life Planet borró esa imagen de su Instagram.

Hope

Sin embargo, en el Instagram de la danesa sí hay fotos de cómo se ve hoy Hope, después de que su adopción hace 4 años, tiempo en que estuvo a punto de morir por la desnutrición y los gusanos dentro de su cuerpo.

Las fotos de Hope están acompañadas de un lindo mensaje en el que Anja Ringgren Lovén recuerda ese día con nostalgia y ahora felicidad.

“Creo que la mayoría de la gente en el mundo ha visto o escuchado sobre la famosa imagen de Hope y yo, donde me arrodillo frente a su cuerpo desnutrido y hambriento para darle agua. Hoy no quiero compartir esa foto. En cambio, quiero compartir fotos de Hope como se ve hoy, 4 años después del rescate. ¡Un joven muy fuerte, inteligente, divertido y hermoso que, a pesar de todo, sobrevivió!”, escribió la danesa y agregó:

“Hope ha visto la famosa foto de él muchas veces. Se señala a sí mismo para decir que es él quien está en la foto, y luego sonríe, como si estuviera orgulloso. Pero sé que no se trata de orgullo. Los niños nacen con la capacidad de perdonar. Los niños nacen sin prejuicios. Cuando a los niños se les enseña qué pensar y no cómo pensar, fallamos como sociedad. ¿Criamos a Hope para odiar a sus padres que lo abandonaron, lo acusaron de ser un brujo y lo dejaron solo en la calle para que muriera? No claro que no”

Con estas fotos, así recordó la danesa el cuarto aniversario desde que rescató a Hope:

View this post on Instagram

Today is the 30 of January 2020, and today is exactly 4 years ago we rescued Hope. I think most people in the world has seen or heard about the famous picture of Hope and I, where I kneel down in front of his starving malnourished body to give him water. I don´t want to share the picture today. Instead I want to share pictures of Hope how he looks like today, 4 years after the rescue. A very strong, intelligent, funny and beautiful young boy who despite all odds, survived ! Hope has seen the famous picture of him and I many times. He will point at himself to say that it’s him on the picture, and then he will smile, as if he was proud. But I know it’s not about pride. Children are born with the ability to forgive. Children are born with no prejudices. It is when children are taught what to think and not how to think, we fail as a society. Do we raise Hope to hate his parents that abandoned him, accused him of being a witch and left him alone on the street to die ? No, ofcourse not. Superstition is caused by lack of structural education, extreme poverty, religious fanaticism and corruption. No society can develop if it’s people are deprived basic human rights such as access to education, health care and social protection. Education is the most powerful investment in a society and the greatest weapon against ignorance. Like all our 74 children, Hope goes to school every day. School is the foremost fountain of knowledge children can be exposed to. Despite his young age, and after 4 years in our care, Hope knows that hate is to great a burden to bear. All we need is love ❤️ As I have said many times before, Hope was not rescued by only me. Hope was rescued by @davidumem @nsidibeorok and I, and for 4 years now he has been loved, protected and cared for by all our staff and children at Land of Hope. Look at my Hopiiiiii 😍 Is he not just the most handsome boy in the world ? 😍 #hope #rescue #childrights #childrennotwitches #landofhope #education #socialprotection #healthcare #love #development #nigeria #humanity #africa #progress #enlightment #lovenothate #ignorance #humanrights #protection #childrenareourfuture

A post shared by Anja Ringgren Lovén (@landofhope) on

Este es un video publicado por Anja en junio de 2019: