La mujer llegó “débil y demacrada” al centro médico, donde los doctores descubrieron que ella había ingerido 69 cadenas, 80 aretes, 46 monedas, 8 collares, 11 aros para la nariz, 4 cadenas tobilleras y una esfera de reloj, informó Daily Mail.

A pesar de ese hallazgo, los médicos tuvieron que esperar una semana a que Runi se estabilizara, pues sus niveles de hemoglobina y albúmina (una proteína) eran demasiado bajos como para llevarla al quirófano, indicó el medio británico.

“Si la hubiéramos operado antes, no habría sobrevivido”, manifestó el doctor Siddhartha Biswas, recogió el mismo diario.

El día de la operación, que duró una hora y 15 minutos, a la mujer le extrajeron 1,3 kilos de objetos. Según el rotativo, la mayoría de esos elementos eran de cobre y latón, aunque también había algunas joyas en oro. Todo eso suma 53.000 libras esterlinas (211 millones de pesos).

Aunque Daily Mail no dio detalles sobre por qué la mujer ingirió todos esos objetos, lo más probable es que tenga que ver con el síndrome de Pica, un trastorno mental alimenticio que consiste en consumir cosas no comestibles. Esta enfermedad se asocia a personas que padecen de esquizofrenia.

A mediados de este mes se conoció uno de estos casos, también en India: Yogesh Thakur ingirió un destornillador, cuchillas de afeitar, tornillos, artículos de plástico y hasta cuchillos. El hombre ya está recibiendo ayuda psiquiátrica.