La policía de Aberaeron revisó la casa de Valerie, tras recibir una denuncia de que a Gaynor no se le veía desde ese año. De acuerdo con Daily Mirror, para diciembre de ese entonces, Valerie compró 4 bolsas de sal.

Siete días después de revisar esa vivienda, las autoridades hallaron el cuerpo sin vida de Gaynor. A los oficiales les tomó todo ese tiempo debido a que ambas mujeres eran acumuladoras y vivían bajo montones de basura, indicó el diario británico.

Los oficiales señalaron al medio que, además de la sal, el cadáver de Gaynor estaba rodeado de “bolsas de basura que contenían excrementos humanos y orina”.

En un principio, al ser entrevistada por la policía, Valerie manifestó que no recordaba la muerte de su mamá. Luego, indicó que supuestamente falleció cuando le cayó un estante encima mientras estaba en la casa. No obstante, los oficiales señalaron que no había ninguna estructura como esa en la vivienda, recogió el rotativo inglés.

Sobre este punto, el médico forense Peter Brunton le dijo al mismo diario que lo más probable es que Gaynor haya muerto por causas naturales. “No parece haber ninguna participación de terceros en la muerte de la señora Jones”, añadió.

Según Daily Mirror, ahora Valerie está siendo atendida en un centro de salud mental, y las autoridades no la acusarán de ningún delito.