En un principio, los delincuentes se identificaron como miembros de las fuerzas militares y le dijeron a la víctima que tenían una orden de captura en su contra, por lo que debían detenerlo. Luego, según el relato de Beltrán a Noticias Caracol, ellos se lo llevaron a la fuerza, le vendaron los ojos y lo subieron a un vehículo.

Los secuestradores trasladaron al joven comerciante hasta una casa del municipio de Soacha que habían alquilado previamente. La víctima habría sido drogada en el camino, indicó el noticiero.

Beltrán aseguró al informativo que cuando llegó a esa vivienda, los criminales le pegaron entre 2 y 3 patadas y le dijeron que estaba secuestrado. Asimismo, le manifestaron que le “iban a quitar los dedos”.

La familia de la víctima, por quien pedían cerca de 800 millones de pesos por su liberación, denunció lo ocurrido antes las autoridades. Gracias “a la ayuda de la comunidad, la Policía interceptó varias líneas telefónicas” para ubicar a los delincuentes, señaló el medio.

Al final, las autoridades rescataron al joven y capturaron a “un antisocial”. Actualmente, la Policía investiga para dar con el paradero de 4 delincuentes más, concluyó Noticias Caracol.