El accidente ocurrió cuando Rich Kaur se levantó al baño en la madrugada, a oscuras y con cataratas en la vista, y no se percató de que sus familiares habían dejado varios utensilios de cocina regados por el suelo.

La mujer trastabilló y cayó plena sobre la tapa de la olla express, que se le clavó por el extremo donde se coloca la pieza que pita y que deja salir el vapor cuando se usa para cocinar alimentos, reporta el India Times.

Apenas la vio, el neurocirujano Batuk Diyora organizó su equipo para proceder a la cirugía de inmediato, pero le narró al India Times que fue una operación de extremo cuidado, pues no se podía intubar ni anestesiar a la paciente, dado que debía yacer bocabajo para la cirugía, además de que había fragmentos de hueso craneal en la base del metal incrustado.

Finalmente, luego de dos horas, los médicos lograron extraer el objeto extraño y se alegraron de que la incisión y la contusión por el golpe no le afectaran el habla o cualquier otra función cerebral.

La mujer ya se encuentra en plena recuperación, después de que sus hijos estuvieran escépticos sobre si algún médico los podría ayudar, apenas ocurrió el accidente.

La foto del impresionante accidente y después de la cirugía la puede ver en este enlace.