De acuerdo con el diario The Australian, el brutal accidente ocurrió en el parque Cairns Showfest, en el estado de Queensland, cuando la joven cayó de la atracción llamada ‘Hangover’, que tiene 2 cabinas que giran 360 grados, cuando estaba de cabeza.

Una testigo le dijo al Daily Mail que la mujer gritó “me estoy cayendo” segundos antes de deslizarse del asiento y precipitarse desde unos 30 metros de altura. 

“Mientras la miraba, ella se estaba escabullendo lentamente de su asiento. Básicamente, se estaba deslizando como un banano, algo así. Simplemente saliéndose”, detalló a ese medio.

Aunque la mujer se salvó milagrosamente, los paramédicos que la atendieron informaron que sufrió “lesiones importantes en la cabeza y la columna vertebral”.

La australiana fue trasladada en estado crítico al Hospital de Cairns, donde para el domingo por la tarde su estado se había estabilizado, aunque todavía permanece en la unidad de cuidados intensivos y con pronóstico reservado, indicó The Australian.

Por su parte, el parque de diversiones publicó un comunicado en su cuenta de Facebook donde lamentó lo sucedido.

Estamos profundamente entristecidos por el trágico evento que ocurrió anoche. Nuestros pensamientos y oraciones están con la señora que resultó herida y su familia”, se lee en el texto de Cairns Showfest.

A continuación, un video que muestra los angustiantes momentos después de que la joven cayó desde 30 metros de altura: