Dos agentes de Policía llegaron a un restaurante de Barranquilla para intentar tranquilizar a una mujer ofuscada que se negaba a pagar su cuenta en este establecimiento.

En el video difundido en redes sociales, la solitaria señora primero habla con el uniformado, pero luego de unos segundos se levanta de su silla y se enfrenta con el hombre que intenta que ella entre en razón.

Uno de los policías no duda y le pone una esposa a la mujer, quien empieza a utilizar un tono más amenazante contra los agentes y les dice “como quieran, quiero”.

A pesar de que hay otros comensales en este restaurante, el forcejeó entre esta mujer y los dos agentes de la Policía es constante y ella dice: “Yo no soy ratera” y luego “no me da la gana”, haciendo alusión al pago de los 3.000 pesos que debía hacer por una sopa.

Finalmente, los dos uniformados lograron esposar a la señora y como tuvieron que hacer uso de la fuerza, ella les gritaba “me vas a encuerar” y hasta intentó huir pateando algunas sillas del local.

Luego de casi tres minutos, ella se resignó y se sentó mientras que los agentes alistaban sus pertenencias con la ayuda de otra mujer que, aparentemente, trabaja en ese establecimiento.

Este es el video difundido en redes sociales que se ha vuelto muy popular entre la población barranquillera: