De acuerdo con el diario Las Provincias, el terrible suceso ocurrió en la tarde del pasado domingo y el disparo, lastimosamente, fue fulminante.

Cuando llegaron los servicios médicos no pudieron más que confirmar el fallecimiento del hombre, indica el mismo medio.

Ahora, las autoridades investigan si el disparo se debió a algún golpe sufrido por el arma o si, como parece, el cazador disparó la escopeta involuntariamente al tener el dedo en el gatillo en el momento del resbalón, detalla el rotativo español.

En el momento del accidente, otros 2 amigos acompañaban a los protagonistas de la historia en la batida para cazar. Estos testigos han ayudado a la policía a reconstruir con detalles lo sucedido y han dejado claro que todo fue un accidente.

En el lugar también había otras personas haciendo deporte, que, según publicó Las Provincias, escucharon el disparo y luego unos gritos desgarradores del cazador al que se le detonó la escopeta.

El sujeto gritaba desesperadamente pidiendo ayuda y lamentando lo sucedido, finaliza ese diario.