En las imágenes se ve a un sujeto sentado con las piernas sobre el tablero del carro mientras chatea con su celular.

El conductor se percata de la posición de su amigo y frenar bruscamente, lo que provoca que salga disparado y quede en el reducido espacio para los pies. 

Luego, el piloto se detiene y le ayuda a acomodarse para que se vuelva a sentar correctamente, en medio de risas.

“Vi esta broma en Internet e intenté hacer lo mismo con mi amigo”, afirmó el conductor a medios locales, declaración que rescata el portal ViralHog.

El video se volvió viral y ya se han conocido otras grabaciones en los que algunos copilotos les pasa lo mismo.