Las imágenes se viralizaron primero en las redes sociales chinas y luego en las globales. En ellas, se ve cómo trasladan al animal hasta la plataforma de 68 metros de alto, cómo lo amarran a la cuerda elástica y cómo lo lanzan, todo mientras este no para de chillar, desesperado de miedo.

Lo más lamentable del hecho es que lo hicieron simplemente para hacer un video promocional esta atracción (bungee jumping) del parque de diversiones.

El parque temático ofreció disculpas públicas y un portavoz aseguró que el ‘cerdito’ no resultó lastimado por este hecho, pero al igual fue enviado a un matadero, publica el Global Times.

El complejo fortalecerá la regulación de sus actividades de mercadeo y proporcionará mejores servicios y un ambiente armonioso para mejorar la experiencia de los turistas”, dijo el portavoz, citado por ese medio.

Sin embargo, el hecho desató una ola de críticas en Twitter en contra del parque. “El operador del sitio turístico debería ser arrojado de la torre elástica para ver qué tan tranquilo se mantiene”, “No es divertido en absoluto. Simplemente muestra lo que los seres humanos pueden hacer cuando se aburren” o “¡Fue miserable para el animal! ¡Es una desagradable idea de marketing llamar la atención al abusar de un cerdo!”, fueron algunos de los comentarios de indignación, recogidos por ese rotativo.

La semana pasada, en Uruguay, otro cerdo fue lanzado desde un helicóptero a gran altura a la piscina de una casaquinta.

Muchos acusaron al empresario textil Federico Álvarez Castillo, el cual se defendió y dijo que todo había sido una broma en contra suya y de su familia.