Todo se supo por medio de un tweet desde Oklahoma, Estados unidos, que se ha viralizado en redes sociales.

La mujer llama a su trabajo y les dice a sus jefes que no puede llegar por culpa de un pinchazo, como prueba del infortunio envía una foto del neumático. Lo que no presentía, es que esta imagen se convertiría en blanco de risas y críticas.

“Mi compañera de trabajo llamó (una vez más) y dijo que tenía un clavo en una rueda, lo que le provocó un pinchazo. Necesito que todos dejen de hacer lo que están haciendo y amplíen al clavo en la imagen que envió a mi jefe”.

Efectivamente, la foto está “levemente” retocada en Photoshop de una forma no muy profesional. Esto ha sido producto de todo tipo de bromas por la comunidad de Twitter.

Además, se pudo corroborar que la imagen es una de las primeras cosas que se encuentran en Google al buscar algo sobre ruedas pinchadas y clavos, informó Gizmodo.

En muestra de colaboración con la causa, muchos usuarios decidieron enviar fotos de pinchadas reales para prevenir estos eventos embarazosos en futuras situaciones.