En las imágenes se ve al sujeto llorando y se protege con los brazos la cara para que los trabajadores y los clientes no lo agredan.

Luego, se inclina de rodillas y se toma la cabeza con las manos, en gesto de arrepentimiento.

De acuerdo con el medio Excélsior, algunas personas alcanzaron a golpear al delincuente a pesar de que la empleada intentó protegerlo.

El medio mexicano aseguró que el individuo necesitaba el producto, pero varios usuarios en redes sociales opinaron que era mejor que pidiera limosna a que robara.

Por ahora, se desconoce si el hombre fue capturado por las autoridades.

A continuación, el supuesto arrepentimiento del ladrón en una tienda de autoservicio mexicano: