Los padres de Wijohn fueron los que grabaron el momento, en el que se ve al mono balinés de cola larga rascándose una pata, mientras la joven sonríe e intenta poner la mejor pose para la foto.

En ese instante es cuando el animal le baja el vestido a la mujer y se le alcanza a ver el sostén por unos segundos.

“Nos reímos mucho por el mono. En general, nuestra estancia en Bali ha sido increíble”, comentó la madre de Sarah al medio Daily Mail.

El Santuario del Bosque Sagrado es el hábitat natural de esta especie de monos en el país asiático. 

El clip fue compartido en YouTube por el portal Viralpress y ya tiene más de 7.000 reproducciones: