La joven, que trabaja como bailarina profesional, fue trasladada de inmediato a un hospital de Royal Oak, en el estado de Míchigan. Tan pronto llegó, los médicos pensaron que se trataba de un severo traumatismo facial, pues, por el maquillaje, Jai lucía como si hubiera tenido un accidente en su rostro, informó Fox News.

Los doctores la llevaron hasta el área de traumatología creyendo que sus heridas eran reales. Jai aseguró al medio que no dijo nada porque asumió que los médicos se darían cuenta de que solo se trataba de maquillaje.

Aunque el hospital se negó a hacer comentarios sobre lo sucedido, argumentando que es prohibido referirse a pacientes en específico, sí emitió un comunicado en el que se evidenciaba malestar. La misiva, según la misma cadena de noticias, decía lo siguiente:

“La sala de emergencias no es un lugar de diversión y juegos. Vemos a muchos pacientes con problemas médicos graves donde hay vidas en juego; los médicos deben poder concentrarse en aquellos pacientes que realmente necesitan atención”.

Ante ese pronunciamiento, Jai manifestó en Facebook que aquel día ella no bromeaba y que “fue una situación grave que sucedió en un momento extraño”.

Estas son las imágenes de su maquillaje: