El hombre, que estaba borracho y drogado, también se bajó los calzoncillos y se sentó en el piso, con el cono encima de su pelvis, informó el Manchester Evening News.

Los obreros, que quedaron “horrorizados” por la escena, llamaron a la policía y cuando los oficiales llegaron, estos encontraron a Smith “encima del cono”, aún con los pantalones abajo, indicó el periódico.

Al percatarse de la presencia de los uniformados, el pervertido se subió los pantalones, señaló el mismo diario y agregó que en ese momento los policías le preguntaron qué había ocurrido.

Según el medio, Smith respondió que los pantalones solo se le habían “caído”.

LadBIBLE reportó que el sujeto fue sentenciado a 26 semanas de prisión suspendida, es decir que durante ese tiempo él estará en libertad bajo unas condiciones. Estas, de acuerdo con el portal, incluyen un toque de queda entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana, y “participar de un programa de rehabilitación de drogas hasta por 30 semanas”.