La policía de Texas comenzó una investigación luego de que la esposa de Paul denunciara que un juez del condado de Harris había hecho el trámite de divorcio sin que ella lo supiera, informó My San Antonio Express-News.

De acuerdo con los registros judiciales, conocidos por ese periódico local, “Nixon solicitó el divorcio el 15 de febrero [de este año]”, y 2 meses después, en abril, “el juez firmó una orden en el proceso”.

El pasado 14 de mayo, el mismo día en que la mujer se comunicó con las autoridades, “los agentes presentaron una moción para anular la orden” de ese juez. De esta manera, el matrimonio entre Paul y su esposa se mantiene vigente, agregó el mismo medio.

“Raramente vemos algo como esto”, le dijo Mark Herman, agente del condado de Harris, a The New York Post. El hombre también le contó a ese diario cómo fue que la mujer se enteró del divorcio:

“Ella encontró cosas que mostraban que él estaba gastando dinero en joyas, así que lo confrontó, y él le dijo que en realidad estaban divorciados”.

Paul, que en este momento está prófugo, podría pasar hasta 10 años en la cárcel si es declarado culpable por el delito de falsificación agravada.