Según el relato del diario local Ura News, Matushkina , de 79 años, dormía en su apartamento, ubicado en la ciudad de Cheliábinsk, cuando se generó un incendio debido a un corto circuito.

Por ello, Liosha, como se llama el gato de 15 años, quiso despertarla maullando y moviéndole la cara con una de sus patas. Sin embargo, como su ama no despertaba, el animal decidió morderla fuertemente en el cuello, detalla el mismo medio.

Cuando Dina Matushkina se levantó, el apartamento estaba lleno de humo, por lo que salió y pidió ayuda a sus vecinos, quienes llamaron a los bomberos, indica el rotativo ruso.

Los paramédicos que la atendieron le dijeron que si Liosha no la hubiera despertado, habría muerto un par de minutos después por intoxicación de monóxido de carbono, señala Ura News.

Evguenia Ponomariova, nieta de la afortunada ama del gato, dijo a ese diario que Liosha es muy leal y que además tiene “múltiples talentos”, como saltar alrededor de su dueña cuando el teléfono está sonando, pues la anciana tiene problemas auditivos.