Por medio de esa página, el hombre vendió 400.000 boletos; cada uno de ellos costaba una libra esterlina, es decir, 4.600 pesos, informó Daily Mail.

El boleto ganador cayó en manos de Claire Reynolds y Ben Binks, quienes actualmente viven con sus 3 hijos (menores de edad) en una pequeña casa que les prestó el gobierno británico, indicó el diario británico.

“Siempre hemos soñado con reunir suficiente dinero para salir (de esa casa). Toda nuestra vida hemos querido que algo así nos suceda”, manifestó Ben, según el mismo medio.

El hombre también confesó que él y su esposa compraron 100 boletos del sorteo para tener más posibilidades de ganar esa casa, que solo tiene 2 años de construida y cuesta 280.000 libras esterlinas (un poco más de 1.300 millones de pesos), recogió Daily Mirror.

Mientras Ben y su familia celebran esta adquisición, el dueño original de la propiedad —identificado como Dale Tate— se mudará a Australia con su esposa y sus 4 hijos, reportó el rotativo y añadió que el hombre está muy feliz por los nuevos propietarios:

“Estoy encantado de que sea una familia necesitada la que se quede con la casa, en lugar de un inversionista rico o alguien que simplemente la subastara”.