El incidente se produjo el domingo por la tarde en el estado de Washington, en Estados Unidos, después de que la policía recibiera llamadas sobre un conductor que chocó a dos vehículos en una zona al sur de Seattle y luego se alejó a toda velocidad, dijo la oficial Heather Axtman, de la policía del estado.

Los servicios de emergencia recibieron después varias llamadas sobre un auto que viajaba de forma errática a más de 160 kilómetros por hora.

Indicó que cuando los oficiales lograron acercarse al vehículo -un Buick 1996- se sorprendieron al ver a un pitbull en el asiento del conductor y a un hombre dirigiendo y apretando el acelerador desde el lado del pasajero.

El auto se detuvo cuando la policía desplegó clavos en la calle.

Las autoridades de EE. UU. arrestaron a Alberto ‘Tito’ Alejandro, de 51 años de edad, quien ya había tenido problemas con la ley en el pasado por varios delitos, incluido conducir bajo efectos de drogas.

“Cuando lo detuvimos, dijo a nuestros oficiales que estaba tratando de enseñar a su perro a conducir”, afirmó Axtman.

“He sido policía durante casi 10 años y he recibido muchas excusas cuando he arrestado o detenido gente, pero nunca había escuchado como excusa que el perro estaba conduciendo“, afirmó entre risas.

Axtman señaló que la pitbull hembra, que no fue agresiva con los oficiales que hicieron el arresto, fue enviada a un refugio para animales.