El diario El Telégrafo publicó una foto de la multa y allí se ve que el oficial puso la fecha de la ‘infracción’, describió el vehículo de la conductora y, al final, le dejó la explicación de por qué la sancionaba:

“Imprudencia en el manejo (circula con exceso de belleza por la vía pública)”.

El policía remató con un “te amo”.

Cientos de internautas se tomaron con humor lo ocurrido y hasta manifestaron que querían saber el final de esta historia. “¿Fue correspondido?, ¿pudieron finalmente cosechar los besos que crecen en las penumbras?, ¿hubo rechazo?, ¿indiferencia?”, escribió una persona.

Otros usuarios aseguraron que el oficial era un “enamorado empedernido” y lo felicitaron por su derroche de amor. Incluso, varias mujeres señalaron que habían quedado enamoradas de él por su “ternura”.

Aunque la multa impuesta por el inspector fue recibida de manera positiva por muchas personas, a la policía uruguaya no le pareció tan graciosa: al oficial le iniciaron “un sumario por la utilización de un documento público sin autorización y con fines no previstos”, informó Todo Noticias.

Ahora, según el medio, el policía podría ser suspendido temporalmente o, incluso, “ser relevado de sus funciones”.