Antes las personas debían pedir los números telefónicos de una tienda para hacer preguntas sobre algún bien o servicio de su interés. Sin embargo, desde este momento los almacenes pueden colocar su código QR en sus tiendas, productos o recibos para que los usuarios lo escaneen, explicó WhatsApp en su blog.

Al realizar esta acción, al consumidor se le abrirá una conversación con esa empresa y le aparecerá un mensaje que la compañía haya predeterminado para que sea enviado a todos sus posibles clientes, aseguró la red social.

Getty Images
Getty Images

Esta función permite que la comunicación entre las tiendas y los usuarios sea más fluida, y que el almacén pueda mandar su catálogo de productos de una forma más ágil, agregó WhatsApp.

Es por eso que ahora los catálogos pueden ser publicados a través de cualquier sitio web o red social, no solo por la misma compañía, sino también por los clientes. Estos, si lo desean, pueden compartir el enlace con el inventario a sus amigos y familiares, según la entrada de blog.

Además, como los negocios que quieran usar la herramienta se tienen que inscribir a la versión para empresas de WhatsApp, el proceso es más seguro porque se trata de una cuenta que ya fue verificada por la aplicación, señaló El Androide Libre.