Se trata de Lucious.net, una plataforma de contenido para adultos que les ofrece sus usuarios  videos e imágenes ‘hentai’ para su entretenimiento personal. Al parecer, una de las bases de datos estaba expuesta y les permitió a los criminales reunir los datos personales de usuarios que navegaban en la página, según Mashable.

La información que estaba disponible incluía los nombres de usuario, direcciones de correo electrónico, registros de actividad y países de residencia de más de 1.194 millones de personas, mencionó el mismo medio.

Entre las actividades que tenían los usuarios y a las que los ladrones pudieron acceder se encuentran: el número de álbumes que crearon, los comentarios que hicieron, su contenido favorito, las cuentas que siguen y qué tan activos están en el sitio, de acuerdo con vpnMentor. 

Al parecer, varios usuarios se inscribieron a la página pornográfica por medio de sus correos electrónicos oficiales del gobierno, hasta ahora se encontraron estos casos en Brasil, Australia, Italia y Malasia, según el mismo medio.

A pesar de que Lucious arregló el problema el 19 de agosto, es posible que algunos ‘hackers’ hayan accedido antes a la información para extraerla y chantajear a sus víctimas por medio del correo electrónico.