Un presunto caso de publicidad engañosa por parte de Apple se habría registrado en Italia luego de que un ente de control decidiera sancionar con 10 millones de euros a la multinacional. La decisión está relacionada con la resistencia al agua con que están dotados los últimos diseños de iPhone.

Según el portal iPadizate, el ente supervisor italiano consideró que la utilidad de la cobertura IP68 que hace impermeables a los dispositivos solo es válida en las pruebas de laboratorio. En síntesis, nada garantiza que en una caída real de un iPhone al agua no se presente ningún daño.

El principal inconveniente que observa la entidad sancionadora es que, en caso de que un móvil sufra un daño por líquidos, la empresa no se haría cargo por la protección que ofrecen de hasta 30 metros por debajo del agua.

La multa fue aplicada por considerar que Apple incurría en afirmaciones engañosas y poco precisas, lo que desencadenaba en un fenómeno de competencia desleal en el mercado de celulares del país europeo.

La entidad anota que es  “inapropiado destacar la resistencia al agua como una característica, mientras que al mismo tiempo se niega a proporcionar asistencia de garantía postventa si los modelos de iPhone en cuestión sufren daños por agua”.