A sus 12 años, Trent Jarrett empezó a compartir en Tik Tok algunos videos sobre sus intereses y fue tanto el éxito de sus grabaciones, al estilo de la de la polémica por adivinar el color de una caravana, que logró desbloquear una de las funciones de la aplicación al llegar a los 1.000 seguidores: las transmisiones en vivo.

La caza, la pesca y las cuatrimotos son los gustos que uno de sus seguidores, Caden Cotnoir de 13 años, compartía con Jarret. Desde su habitación en New Hampshire, Estados Unidos, Caden se conectó a la transmisión en vivo que realizaba Jarret conduciendo una todoterreno en West Virginia, a más de 1.200 km de distancia.

Fue ahí que su seguidor notó que algo iba mal, pero cuando el joven se accidenta, la transmisión en vivo continúa.

“De repente, su teléfono se queda en blanco, puedes ver un poco de luz y puedes escucharlo gritando pidiendo ayuda”, dijo Caden al noticiero local WMUR-TV.

Atrapado debajo del vehículo, Jarret empezó a gritar el único número de teléfono que podía recordar: el de sus abuelos.

Caden ha recibido elogios por su rapidez  de pensamiento al realizar la llamada, pues logró un rescate en 20 min; Trent fue hallado con unos pocos cortes y magulladuras menores.

“Casi no podía respirar… Solo me gustaría agradecerle por todo lo que ha hecho”, comentó Trent.

El padrastro de Caden, Matt Currier, quien es el jefe de policía local aseguró que fue un milagro de Pascua y que hizo lo que se suponía que debía hacer al llamar a las personas adecuadas.

Vea aquí el video del accidente (desde el segundo 00:34):