Desde 2018, cualquier usuario puede exportar toda su información de Instagram desde el menú “Privacidad y seguridad”. Así fue como el investigador Saugat Pokharel se dio cuenta de que sus mensajes directos no se borraron del todo, apuntó TechCrunch.

Es normal que las empresas guarden datos de sus usuarios durante un tiempo hasta que se eliminen correctamente de sus sistemas, redes y memorias caché. Para la red social propiedad de Facebook este proceso toma unos 90 días, agregó el medio mencionado.

Sin embargo, Pokharel encontró que su información de hace más de un año seguía almacenada en los servidores de la compañía. “Instagram no borró mis datos incluso cuando los borré de mi parte”, le dijo el investigador al portal tecnológico.

A pesar de que el problema fue reportado en octubre de 2019, la empresa apenas lo solucionó a principios de este mes y le pagó 6.000 dólares de recompensa al individuo, indicó el medio en su publicación.

“El investigador informó de un problema en el que las imágenes y los mensajes eliminados de Instagram de alguien se incluirían en una copia de su información si usaban nuestra herramienta ‘Descargar su información en Instagram’. Hemos solucionado el problema y no hemos visto evidencia de abuso. Agradecemos al investigador por informarnos de este problema”, le manifestó un portavoz de la red social a TechCrunch.

Este inconveniente es igual a uno que se presentó en Twitter el año pasado, en el que usuarios aseguraron tener acceso a mensajes directos eliminados a través de la herramienta de descarga de datos, señaló ese portal.

La opción para exportar la información del usuario fue introducida para cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, que exige que los ciudadanos tengan derecho a acceder a sus datos, explicó The Verge.

Por el momento, no queda claro si el problema afectó a todos los usuarios de la aplicación o solo a una parte, por lo que vale la pena revisar qué contenido tiene guardado Instagram en su servidor, sugirió el portal nombrado.