En la más reciente entrada de su blog, el Fondo Monetario Internacional se refirió a la posibilidad de que, en un futuro cercano, las instituciones bancarias de todo el mundo implementen mecanismos de evaluación crediticia basados en información no financiera.

Con esto, se busca que trabajadores informales o personas que por razones diversas no cuenten con un historial crediticio puedan aspirar a un préstamo sin depender de sus antecedentes financieros.

A este método el FMI lo denomina Fintech y lo postula como una de las herramientas más prometedoras de los mercados financieros en el futuro. 

“Fintech tiene potencial para llegar a más de mil millones de personas no bancarizadas en todo el mundo. Los cambios en la estructura del sistema financiero que esto puede inducir pueden ser revolucionarios”, señalan los autores.

Con una revisión exhaustiva del historial web de los clientes, las entidades financieras tendrían suficiente información para determinar qué tipo de servicios pueden prestar. Las compras en línea, las búsquedas y el hardware utilizado serían parte de la información que recogerán los bancos. 

El FMI no dejó por fuera los avances que plataformas como Facebook, Amazon o Alibaba han demostrado en cuanto a la implementación de proveedores especializados, los cuales, en muchos casos, han ocupado el lugar de bancos e instituciones financieras.

Aunque la organización no dio pistas sobre una fecha específica para aplicar este tipo de metodología, es de esperar que el llamado se acogido y evaluado en varias partes del mundo.