Aunque los dispositivos se demoraron en entrar a producción y la empresa estaba preocupada por no tenerlos listos para septiembre, la cadena de suministro ya está funcionando adecuadamente, superando las expectativas que se tenían, indicó iPadizate.

Así las cosas, la salida al mercado de los teléfonos móviles vuelve a estar dentro del periodo establecido inicialmente, pero hay posiciones encontradas sobre la fecha final de comercialización.

Uno de los escenarios que algunos expertos ven viable es que Apple lance sus equipos en septiembre para ser adquiridos inmediatamente, pero con unidades limitadas. Esto podría significar retrasos en la entrega de los celulares, explicó iPadizate.

Otra postura es que se postergue la venta de todos los modelos de la nueva serie de iPhone hasta octubre para esperar a que todos estén listos y salgan al mercado al mismo tiempo, agregó el portal mencionado.

La última posibilidad es que la venta de los equipos sea progresiva, según afirmaciones de los analistas de la empresa financiera Wedbush citadas por 9to5Mac. En este caso, Apple comenzaría a ofrecer unos modelos del iPhone 12 primero y más adelante vendería el resto.