La investigación analizó los costos de los componentes que tienen estos dispositivos, como la batería, el sistema operativo y la cámara. Los expertos examinaron cuánto costaba producir un Huawei P30 Pro y un iPhone XR, según El País.

Fabricar el dispositivo de Huawei cuesta 349,40 dólares. El iPhone XR, por su parte, vale 346,19 dólares, tres dólares menos que el celular chino. Sin embargo, este último se encuentra en las tiendas por 899 dólares, de acuerdo con Andro4all.

Hay que destacar que en el estudio no se incluyen la mano de obra ni los costos indirectos que aparecen cuando se están fabricando los teléfonos, y que implican unos gastos altos para las empresas. Por lo tanto, los expertos afirman que manufacturar móviles de alta gama no es tan beneficioso como parece, informó el mismo medio.