Ser víctima del robo de la señal wifi es mucho más grave de lo que parece. Además de ver reducida la velocidad de la conexión, datos privados podrían quedar expuestos, generando serios problemas de seguridad. 

Esto es posible si la red no se encuentra cifrada, lo que hace viable que cualquier persona con acceso a conexión wifi pueda conectarse.

Por tal motivo, el portal Android4All presentó una breve guía para evitar este tipo de contrariedades y mantener bajo control los servicios de conexión por los que se está pagando.

Cómo proteger la red wifi de intrusos informáticos

Una vez alguien haya accedido a una red wifi doméstica (o corporativa, según el caso), podrá controlar también el router, lo que facilitaría a esas personas modificar los sistemas de seguridad.

Por tal motivo se recomienda tener a mano la dirección IP del router para, desde un ordenador o un celular, abrir una ventana de comandos (en el caso de Windows, CDM; en MAC y Linux, Terminal). En Windows hay que insertar el comando “ipconfig”; en Mac o Linux, “ifconfig”. Por último hay que seleccionar la opción “Puerta de enlace predeterminada”.

Posteriormente, hay que introducir la dirección IP en la barra de búsqueda del navegado, lo que permitirá acceder a la configuración de router. La pantalla se deber ver así:

Pagina de configuracion de router
Pagina de configuracion de router

El mencionado portal señala que es probable que, tanto el usuario como la contraseña, sean “admin” o “1234”. Pero en caso de dudas sitios web como estos tienen acceso a tales credenciales.

Con esto, se puede cambiar la contraseña del wifi para evitar que la señal sea usurpada por extraños.