Los manifestantes usaron una de las paredes del CAI de La Gaitana, en Suba, para hacerle homenaje a la joven de 18 años que fue víctima de una bala perdida en medio de los disturbios por la muerte de Javier Ordóñez a manos de agentes de la Policía; sin embargo, una vez los uniformados retomaron el lugar, no tardaron en borrar el mural, acto que quedó registrado en una imagen que no tardó en hacerse viral en redes sociales.

“¿No entienden que al borrar un mural como el que le hicieron con la imagen de Julieth Ramírez lo que hacen es generar más odio y rabia? Lo que están haciendo en echarle más leña al fuego”, indicó un usuario de Twitter en rechazo a la imagen de los policías pintando de verde el rostro de la joven que estaba plasmado en la pared y que puede ver a continuación.

Fue tanto el enojo y la indignación de la gente por la intervención del mural, que incluso algunos recordaron las palabras de Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa, en las cuales pidió “sinceras disculpas” por lo acontecido en medio de los disturbios, destacando que actos como ese no demostraban lo que estaba diciendo.

“Cubrir el rostro es negar al otro y despojarlo de la posibilidad de ser. En el caso iconoclasta de cubrir el rostro representado, niega su posibilidad en imagen y por ende su efecto, ser recuerdo. El gesto revela una última forma de violencia, niega su condición de memoria”, sentenció otro usuario a través de su cuenta de Twitter.

Apenas pasaron un par de días después de este hecho para que habitantes de la localidad de Suba se retomaran el CAI de La Gaitana para volver a pintar la imagen de Ramírez en la misma pared de donde la borraron, tal y como se ve en la siguiente foto.

“Si la borran 100 veces, 101 veces se volverá a pintar. La memoria de Julieth Ramírez no podrán asesinarla”; “el acto de pintar es un acto de fe y de amor, no de vandalismo señores del Gobierno. Viva Julieth Ramírez”, fueron algunas de las reacciones en redes sociales por el regreso de la pintura de la joven en las paredes del CAI.