De acuerdo con el diario Vanguardia, los empleados de la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab) mojaron hasta en 3 oportunidades al ciudadano en situación de indigencia, que dormía en ese momento, con un líquido que todavía no se sabe qué fue.

El hecho aconteció, según el mismo rotativo, en la madrugada del pasado miércoles 26 de febrero, en la carrera 19 entre calles 36 y 37 de la capital santandereana.

Los recolectores de basura estaban trabajando en la zona y sobre la 1:40 a.m. de ese viernes lanzaron por primera vez el líquido al habitante de calle. Una hora más tarde lo repitieron y a las 3:55 a.m. repitieron la agresión, detalla el medio local.

Según Vanguardia, el líquido que lanzaron sería lixiviado, sustancias tóxicas procedentes de residuos, que pueden contaminar aguas superficiales, subterráneas o suelo. 

“El manejo de estos líquidos que emanan de los residuos sólidos es tan delicado y meticuloso, que los camiones compactadores vienen equipados con tanques especiales para separar y almacenar dicha materia, y luego poder disponerla de manera segura”, explica el mismo diario.

Jorge Humberto Rangel, presidente del Concejo de Bucaramanga, pidió que se abriera una investigación contra estos trabajadores de Emab, mientras que esa compañía aseguró que esos recolectores de basura no están vinculados con ellos, sino que trabajan para uno de sus operadores, señala Vanguardia.