Este jueves, nuevamente los ciudadanos se volcaron a las calles para protestar contra los abusos de la Policía y la muerte de Javier Ordóñez.

Uno de los puntos con mayor concentración fue nuevamente el CAI al que fue trasladado el abogado y de donde salió herido para el hospital en el que murió y donde el miércoles la esposa y hoy viuda llegó para dejar flores llorando.

En ese punto de la localidad de Engativá llegaron decenas de jóvenes y sobre las 5:00 de la tarde, después de varios minutos de lanzar arengas contra los uniformados que custodiaban el CAI Villa Luz, los manifestantes se acercaron y uno de ellos dio un paso al frente para proponer un diálogo.

Un asistente accedió a un saludo de los tiempos de pandemia chocando el codo con el agente, pero luego le recriminó:

“Con asesinos no hablamos. No queremos hablar”.

Lo que le dice el policía es inaudible, por el tapabocas y el casco que lleva puesto, pero se muestra en una actitud conciliadora y se levanta su careta para hablar mientras otro protestante le gritó: “¡Arrodíllese!”, y otros más le mostraban letreros con la sigla A.C.A.B.

Luego el hombre da la espalda y un manifestante aprovecha para patearlo. Dos pasos más adelante, el policía gira e insiste en la conversación; pese a que otros pedían que lo dejaran hablar fueron más fuertes los gritos que le reclamaron que “después de matar a 7 si quiere hablar”.

Esto, refiriéndose a las víctimas mortales que dejó la primera jornada de manifestaciones, que culminó con graves disturbios en Bogotá, por los que le han reclamado a Claudia López.

“¡Déjelo hablar a ver qué!”, insistió otro joven, pero fue imposible. El policía regresó a la línea junto a los otros agentes y los jóvenes continuaron con la protesta, que más tarde terminaría en enfrentamientos entre esos mismos agentes junto con los del Esmad y los manifestantes.

En otros momentos similares, los protestantes, en especial mujeres, les pidieron a este y otros agentes de la Policía que si les dolía lo que estaba pasando o se sensibilizaban con las muertes de la noche anterior mejor se quitaran el uniforme y protestaran junto a ellos.

Todos estos detalles los puede ver en el video que abre esta nota, y a continuación puede conocer al caso que motivó la furia de la ciudadanía: