El niño sufrió un fuerte golpe en su cabeza y está internado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Medilaser de la capital del Huila, informó Noticias Caracol. 

Lizeth Caicedo, madre del infante, confesó que estaban violando la cuarentena, pero sigue sin entender la violenta reacción que habría tenido el patrullero contra ella, su acompañante y su hijo, apuntó el informativo.

Íbamos a comer helado, llevaba al niño en medio de las piernas; sale el policía con el bolillo como a agredir y mi novio lo esquiva. De repente, el niño llora, yo lo miro y le digo: ‘amor me lastimó el niño’”, detalló la mujer, en diálogo con ese medio. 

Mientras el niño era llevado al centro médico, algunos familiares de la mujer habrían llegado hasta el lugar y le habrían exigido al policía que respondiera. Sin embargo, la explicación del uniformado, según cuenta Caicedo, fue: “no, ellos se cayeron de la moto”. 

Al respecto, el coronel Livio Castillo, comandante de la Policía de Neiva, precisó en Blu Radio, que el hecho se dio en medio del cumplimiento del toque de queda establecido por la Alcaldía de esa ciudad. 

El denunciante trató de evadir el control y se abalanzó en contra del uniformado, quien sacó la tonfa [bolillo], que es un elemento del servicio, y pues trató de aislarlo”, manifestó el coronel Castillo, en esa emisora. 

Asimismo, señaló que ya se iniciaron las respectivas investigaciones y que se establecerá si hubo abuso de autoridad por parte del patrullero. “No tenemos excusas ante este procedimiento de la Policía. Se empieza el proceso de investigación tanto penal como disciplinario”, concluyó el comandante de la Policía de Neiva, en conversación con Noticias Caracol.