“Yo voy a confesarlo, que no lo creía. Hoy lo tengo y debo decir, delante de Dios y de la virgen, que es real, que tenemos que cuidarnos, o si no esta enfermedad nos va a matar a todos”, dijo a CNN.

En ese momento era el único paciente despierto en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Cardiovascular del Niño de Cundinamarca, por lo que alcanzó a dar su testimonio.

Poco después, según El Tiempo, tuvo que ser intubado de manera invasiva, y luego murió.

Este es el video, reproducido por medios comunitarios de ese municipio: